Los Santos y los Ángeles: Santa Mariam Baouardy

En la vida de Santa Mariam Baouardy (Sta. Mª de Jesús Crucificado), religiosa carmelita (1846-1878), la pequeña árabe, carmelita descalza, se cuenta que un día, por las calles de Jerusalén, se le acercó un joven muy hermoso. Ella tenía unos quince años. El joven le habla con fervor de la castidad perfecta por amor a Dios. Algunos días después, lo vuelve a encontrar y le dice que se llama Juan Jorge y la invita a ir al santo Sepulcro. Ella le dice que quiere hacer allí el voto de virginidad perpetua, si él también lo hace. Y los dos hacen el voto de castidad perfecta para siempre. Antes de despedirse, Juan Jorge le habla a Mariam de las grandes etapas de su vida futura.

Dos años más tarde, se encontrarán en Mangalore, en la India, un poco antes de su profesión perpetua como religiosa carmelita descalza. Entonces, ella comprende que Juan Jorge es un ángel de Dios, como lo fue Rafael para Tobías [1].

[1] Brunot Amédée, Mariam, la petite arabe, Ed. Salvador, Mulhouse, 1984, p. 26.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.