Todas las cosas corporales son gobernadas por los ángeles

Los ángeles fueron creados por Dios, por Él y para Él (Col 1,16) servidores de Cristo y de asistir a los que han de ser salvados por Él (Hb 1,14) Y para tener hombres hace falta un lugar que debía ser preparado dentro de un universo que debía ser creado, construido y mantenido.

«Todas las cosas corporales están gobernadas por los Ángeles. (San Agustín, cuestión I-79) Y esto no es solo enseñanza de los santos doctores, pero también de los filósofos». (Jean Guénolé Louis Marie Daniélou S.J, Les anges et leur mission, d’après les Pères de l’Église, Desclée, Paris, 171 p., 1952, rééd. en 1990)

Es por tanto la intervención de los ángeles en la creación querida por Dios para desarrollo de su plan. En el libro de Enoc los Vigilantes ayudaron a los hombre a desarrollar la metalurgia del hierro y del oro para hacer espadas y brazaletes, a los hombres los enseño el arte de la guerra y a las mujeres el arte del adorno y el maquillaje. Otros les enseñaron la extracción de sustancias para la medicina de raíces y plantas, les enseñaron a hacer encantamientos y artes de brujería invocando la acción de los ángeles rebeldes, les enseraron el arte de la astrología y la predicción de acontecimiento a partir del sol la luna y las estrellas. Se aparearon con las mujeres de los hombre y crearon gigantes. (Libro de Enoc) (Gn 6, 4) El último gigante conocido fue el canaita San Cristobal. No encuentro argumentos bíblicos canónicos que avalen que todas las cosas corporales son gobernadas por los ángeles siguiendo los designios de Dios, como dice San Agustín, sin embargo así lo creo.

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.