El Plan de Dios

Dios tiene un plan, tiene un propósito, todo lo hace bien y bueno, como leemos en Gén_1:31 “Y vio Dios todo lo que había hecho; y he aquí que era muy bueno”.

Dios creó al hombre con un don supremo, que Dios no puede romper. Este don es el libre albedrío.

Leemos en el Catecismo de la Iglesia Católica #1730: Dios ha creado al hombre racional confiriéndole la dignidad de una persona dotada de la iniciativa y del dominio de sus actos. “Quiso Dios “dejar al hombre en manos de su propia decisión” (Sirac 15,14.), de modo que busque a su Creador sin coacciones y, adhiriéndose a Él, llegue libremente a la plena y feliz perfección”(Gaudium et Spes 17):

«El hombre es racional, y por ello semejante a Dios; fue creado libre y dueño de sus actos» (San Ireneo de Lyon, Adversus haereses, 4, 4, 3).

El Papa Juan Pablo II decía en su audiencia del miércoles 6 de agosto de 1986 “En cuanto criaturas de naturaleza espiritual los ángeles están dotados de inteligencia y de libre voluntad, como el hombre pero en grado superior a él, si bien siempre finito, por el límite que es inherente a todas las criaturas. Los ángeles son pues seres personales y, en cuanto tales, son también ellos, «imagen y semejanza» de Dios. ….

 

El destino de toda la creación es que Dios haciéndose hombre, el hombre se hiciera Dios y habitara con Él eternamente en cuerpo y alma (CIC460) en la Jerusalén celeste (Apo 21:3) …

Y esto cabreó a muchos. (Apo 12:7)

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.