EL ÁNGEL SUPLENTE

EL ÁNGEL SUPLENTE

En la vida de la venerable Sor Mónica de Jesús, de la que hemos hablado anteriormente, se cuenta que, al menos en cinco oportunidades, tuvo el don de bilocación y fue a animar a los soldados españoles que luchaban en Marruecos en guerra contra los moros. El día 2 de octubre de 1921 regresó herida de bala. Según el juicio del censor del Vaticano en su proceso de beatificación, parece que estaba físicamente allí, porque el ángel se había ofrecido a suplir su presencia en la comunidad y, la segunda vez, volvió con una grave herida en la pierna izquierda.

El ángel la suplía, haciendo por ella todas las tareas de la Comunidad sin que las demás se dieran cuenta de que era su ángel, que tomaba su figura. Ella misma dice a su director espiritual: En Semana santa me tocaba servir en el comedor. El ángel me dijo, al instante, que por qué temía, sabiendo que, cuando yo no había podido hacer las cosas (se quedaba extasiada en Semana santa), él las había hecho y nadie se había enterado (carta al Padre Cantera del 28 de marzo de 1926).

La Madre Priora, Sor Dolores, en sus testimonios dice que su ángel le ayudaba a salvar almas y personas que estaban en peligro, por encargo suyo. Dice:

Hoy 29 de julio de 1919 me ha dicho que su “hermano mayor» ha salvado a un pecador, que estaba ahogándose y a otro que estaba desesperado y se iba a ahorcar. Otro estaba enfermo, y ha impedido que entraran en su habitación unos amigos de sus vicios y pecados.

P. ÁNGEL PEÑA BENITO O.A.R.
ÁNGELES EN ACCIÓN

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.