EL ÁNGEL LIBERTADOR

EL ÁNGEL LIBERTADOR

Un misionero de China contaba el siguiente caso, que fue publicado en la revista L`ange gardien de Lyon (Francia):

Entre las conversiones de paganos al catolicismo he visto una muy consoladora. Se trata de un joven de veintiún años al que Dios le concedió el milagro de san Pedro, librado de la cárcel por su buen ángel. Este excelente joven decidió hacerse cristiano secretamente y se deshizo de sus ídolos, a los que echó al fuego. Pero su hermano mayor, al darse cuenta de lo que había hecho, se encolerizó, lo golpeó con crueldad y lo encerró en una habitación con cadenas en las manos, en los pies y en el cuello. Así pasó dos días y dos noches sin comer, decidido a morir antes de renunciar a su nueva fe. La segunda noche, mientras dormía, fue despertado por un desconocido, que mostrándole una abertura en la pared, le dijo: “levántate y sal de aquí”. Al instante, se le cayeron las cadenas y salió sin pensarlo dos veces. Apenas había salido a la calle, no vio más la abertura de la pared ni a su libertador. Sin dudar, se fue a ver a los cristianos de la vecindad y, después, fue a contarle a su hermano lo que había sucedido.

Yo lo he bautizado y dentro de poco bautizaré también a su hermano, que por este milagro se ha convertido*.

*Revista L`ange Gardien, Nº 5, setiembre de 1891.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.