EL ÁNGEL DE LA ALEGRÍA

EL ÁNGEL DE LA ALEGRÍA

Aquella noche de Navidad, un ángel se apareció a los pastores y les comunicó la gran noticia del nacimiento del Salvador. El ángel estaba tan contento que se puso a cantar y a alabar a Dios con una multitud del ejército celestial, diciendo: Gloria a Dios en el cielo y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad (Lc 2, 13-14). Cuando estemos especialmente alegres, unámonos a los ángeles para cantar y alabar a Dios con ellos y agradecerle por todos los beneficios recibidos. No olvidemos que los ángeles anunciaron a María Magdalena y a las buenas mujeres la gran alegría de la resurrección de Jesús (Mt 28, 1-8; Mc 16, 1-8; Lc 24, 1-10; Jn 20, 1-10). Recordemos lo que dice Jesús: En el cielo hay mucha alegría entre los ángeles de Dios por un sólo pecador que se convierte (Lc 15, 10). Por eso, procuremos mejorar nuestra vida y amar cada día más a Dios y digamos con el salmo: En presencia de los ángeles cantaré para ti, Señor (Sal 138, 1).

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.