Cuando se rebelaron los ángeles y perdieron ante el Arcángel Miguel todos los demás ángeles fueron bienaventurados?

Cuando se rebelaron los ángeles y perdieron ante el Arcángel Miguel todos los demás ángeles fueron bienaventurados?
No.
Existe una serie de ángeles a los que Dios puso al cuidado de la creación, en concreto de los hombre, para que les guiasen en su destierro del paraíso. El libro de Enoc mencionado en la Biblia y que NO forma parte del canon católico, excepto en la iglesia católica oriental Copta, aparecen los guardianes. En la película de Holywood llamada NOE de 2014 donde actúa Russell Crowe, Jennifer Connelly, Emma Watson, Anthony Hopkins y Logan Lerman, entre otros, aparece una versión muy fantasiosa de ellos que tampoco se ajusta al libro de Enoc. Ver trailer: https://www.youtube.com/watch?v=R6dOiF6ggk8
Los guardianes enseñaron al hombre el arte de la agricultura, el de la guerra, el maquillaje y los adornos femeninos, a fundir el hierro, etc. Ángeles como San Rafael, que como lo menciona la Biblia se paseaban por la tierra con apariencia humana. Estos ángeles se enamoraron de las hijas de los hombres y engendran descendencia. Gn 6, 1-4. Fueron llamados Nefilim, hombres de gran estatura.
Estos ángeles pecaron después de la rebelión de Lucifer. Es decir no eran bienaventurados. Y por su pecado fueron castigados a las tinieblas del Tártaro, prisiones de oscuridad, prisiones eternas Ver 2 Pedro 2:4–10, y Judas 6, menciona ciertos ángeles que abandonaron su morada y ahora están sometidos en “cadenas” o en “prisión” hasta el día del juicio por su pecado en los tiempos de Noé. Judas 14–15 .

El diluvio limpió la tierra la sangre contaminada de esta casta de ángeles? Como Dios no se equivoca así debió ser, pero no desaparecieron los gigantes de la tierra. Parece que cuando Moisés llegó a Canaan, la tierra prometida, estaban los hijos de Anac “También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.” (Números 13:33). En nuestra historia católica todos conocemos un gran gigante y feo canaita, San Cristóbal y bastante cruel hasta que se convirtió.

Bueno pero no hablamos de gigantes sino de que después de la lucha entre el Arcángel Miguel y Lucifer, seguía habiendo ángeles que podían pecar, y por lo visto lo hicieron.

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.