#08 La novedad de la esperanza cristiana

08 La novedad de la esperanza cristiana

20-04-2020
Meditación sobre la catequesis del Papa Francisco en su Audiencia general de 30 de agosto de 2017

En el libro del Apocalipsis leemos: “ Mira que hago un mundo nuevo” y Francisco añade: La esperanza cristiana se basa en la fe en Dios que siempre crea novedad en la vida, en el hombre, crea novedad en el cosmos. Nuestro Dios es el Dios que crea novedad, porque Dios es el Dios de las sorpresas. ¿Nuestras vidas transcurren como cerditos? Siempre mirando hacia abajo, comiendo cualquier porquería de la televisión, de los periódicos, de los bulos que circulan por internet, de los cotilleos con los vecinos, de la paja de las charlas de café. ¿así somos nosotros? ¿cerditos comedores de porquerías?

Francisco dice: Como si todo nuestro camino se apagase aquí en el palmo de pocos metros de viaje; como si en nuestra vida no hubiese ninguna meta y ningún desembarque, y nosotros estuviésemos obligados a un eterno vagar, sin alguna razón para nuestras muchas fatigas. Esto no es cristiano.

En las últimas páginas de la Biblia se nos presenta el horizonte del creyente: la Jerusalén del Cielo, donde Dios acoge a todos los hombres a habitar para habitar definitivamente con ellos. Esta es nuestra esperanza. Juan, en el Apocalipsis, profetiza: «Esta es la morada de Dios con los hombres [… Él] enjugará toda lágrima de sus ojos, y no habrá ya muerte ni habrá llanto, ni gritos ni fatigas, porque el mundo viejo ha pasado […] ¡mira que hago un mundo nuevo!». ¡Este es … el Dios de la novedad!

Así que cuando bajéis la cabeza para comer basura recordad, levantada alto, leer este pasaje de la Biblia y mirad al cielo. Sembradores de esperanza enseñad como dice Francisco que “hay un Padre que llora con nosotros; hay un Padre que llora lágrimas de infinita piedad por sus hijos. Nosotros tenemos un Padre que sabe llorar, que llora con nosotros. Un Padre que nos espera para consolarnos, porque conoce nuestros sufrimientos y ha preparado para nosotros un futuro diverso.

Esta es la gran visión de la esperanza cristiana, que se dilata todos los días de nuestra existencia, y nos quiere levantar. Dios no ha querido nuestras vidas por equivocación, obligándose a sí mismo y a nosotros a duras noches de angustia. Nos ha creado, en cambio, porque nos quiere felices. Es nuestro Padre, y si nosotros aquí, ahora, experimentamos una vida que no es la que Él ha querido para nosotros, Jesús nos garantiza que Dios mismo está obrando su rescate. Él trabaja para rescatarnos.”

Ayudar facilitando el sacramento de la reconciliación, la unción de enfermos, la eucaristía; sacramentos que permiten a Dios reinar en el corazón de todos nosotros y ver la vida con esperanza, secará nuestras lágrimas y nos llenará de alegría.

Jose Gardener
Sembradores de esperanza

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.