Martín Lutero está en el infierno

Visto en Miles Christi

Visto que en Alemania celebrarán en el 2017 el 500º aniversario del nacimiento del protestantismo (y por ende, los homenajes a Martín Lutero por las autoridades locales), y que la iglesia conciliar del Vaticano II se sumará al evento (probablemente levantándole la excomunión y canonizándolo), queremos presentar el punto de vista ‘políticamente incorrecto’: que Martín Lutero SE ENCUENTRA CONDENADO EN EL INFIERNO. Por ello presentamos estas evidencias que lo comprueban:

1º EVIDENCIA: VISIÓN DE LA BEATA SOR MARÍA SERAFINA MICHELI

Beata Sor María Serafina del Sagrado Corazón de Jesús (en el siglo Clotilde Micheli), fundadora del Instituto de las Hermanas de los Ángeles

En 1883 la beata Sor María Serafina Micheli (1849-1911), fundadora del Instituto de las Hermanas de los Ángeles, pasaba por Eisleben, ciudad de Sajonia, ciudad natal de Lutero.

Se festejaba, en aquel día, el cuarto centenario del nacimiento del gran hereje y heresiarca (nació el 10 noviembre de 1483), que dividió a Europa y a la Iglesia, causando grandes guerras. Con motivo de la celebración las calles estaban adornadas y de los balcones colgaban banderas. Entre las autoridades presentes se esperaba, de un momento a otro, la llegada del emperador Guillermo I, que debía presidir las celebraciones.

La beata, a pesar de observar el gran tumulto y agitación no estaba interesada en saber por qué ocurría toda esa agitación, porque su único deseo era ir a una iglesia para orar y hacerle una visita a Jesús Sacramentado. Después de caminar por algún tiempo, finalmente, encontró una, pero las puertas estaban cerradas. A pesar de ello, se arrodilló en las gradas para hacer sus oraciones. Pero, como era de noche, no se dio cuenta que estaba arrodillada delante de una iglesia protestante, y no en una Católica. Mientras oraba, se apareció el Ángel de la Guarda y le dijo: “Levántate, porque esta es una iglesia protestante”. Y añadió: “Yo quiero que veas el lugar donde Martín Lutero está condenado y la pena que paga en castigo de su orgullo”.

Luego de estas palabras vio un horribile abismo de fuego, en el cual eran atormentadas una innumerable cantidad de almas. En el fondo de aquella vorágine, vio a un hombre, Martín Lutero, que se distinguía entre los demás condenados: estaba rodeado de demonios que lo constreñían a estar de rodillas y todos (los demonios), armados de martillos, mientras se esforzaba en vano, le clavaban en la cabeza una gran estaca.

La monja pensaba: si el público allí presente viera esta escena dramática, ciertamente no rendiría honores, memoria, conmemoraciones ni celebraciones a tal personaje. Así, cuando cuando se le presentaba la oportunidad le recordaba a sus hermanas de religión sobre el deber de vivir en la humildad y el abandono de sí. Estaba convencida firmemente que Martín Lutero estaba condenado en el infierno sobre todo por el primer pecado capital: LA SOBERBIA. El orgullo lo hizo caer en pecado mortal, y lo condujo a la rebelión abierta contra la Iglesia Católica. Su conducta, su posición para con la Iglesia y su predicación fueron determinantes para engañar y conducir a muchas almas superficiales e incautas a la eterna ruina.

2º EVIDENCIA: RELATO DE FRANCISCO DE QUEVEDO Y VILLEGAS

lutero-en-el-infierno

Francisco de Quevedo viendo a Martín Lutero en el Infierno

Al cabo estaba el maldito Lutero con su capilla y sus mujeres, hinchado como un sapo y blasfemando. (…).Válgame Dios, dije llegándome a Lutero, ¿cómo ah, mal hombre -por no decir: cómo, ah, mal fraile-, te atreviste a decir que no se habían de adorar las imágenes, si en ellas no se adora sino la espiritual grandeza que a nuestro modo representan? (…). Dices también que Cristo pagó por todos y que no hay sino vivir como quisiéramos, porque El que me hizo a mí me salvará a mí sin mí; bien, me hizo a mí sin mí, pero, hecho, siente que yo destruya su obra y manche su pintura y borre su imagen. Y si, como confiesas, sintió en el primer hombre tanto un pecado que, por satisfacerle mostrando su amor, murió, ¿cómo te dejas decir que murió para darnos libertad de pecar quien siente tanto que pequemos? Y si murió y padeció Cristo para enseñarnos lo que cuesta un pecado, y lo que hemos de huirle ¿de dónde coliges que murió para darnos licencia para hacer delitos? Que satisfizo por todos es verdad, luego, ¿no tenemos que trabajar nosotros? ¡Mientes!, pues hay que trabajar en no caer en otros y en pagar los cometidos delitos (…). Espántome, Lutero, de que supieses nada. ¿De qué te aprovecharon tus letras y agudeza?

3º EVIDENCIA: DECLARACIÓN DEL PADRE PÍO (Recogida por el padre Stefano Manelli)

PADRE PÍO DIJO QUE MARTÍN LUTERO ESTÁ EN EL INFIERNO Y LOS QUE LO SIGUEN TENDRÁN SU MISMO FIN
P. Stefano Manelli F.I., fundador de los Franciscanos de la Inmaculada

Padre Pio dijo que Martín Lutero está en el Infierno y los que lo siguen encontrarán ese mismo fin, como también aquellos que no se someten al Papa y al Magisterio de la Iglesia Católica irán a parar al Infierno.

El padre Stefano Manelli F.I, fundador de los Franciscanos de la Inmaculada, escribe que Martín Lutero, que se llamó a sí mismo Papa Lutero I y condenó al Papa de Roma, fue un gran hereje y está en el Infierno.

El padre Manelli en Il Settimanale di Padre Pio (Enero 20 de 2013, p.1) dijo que los que hoy siguen a Lutero padecerán también los castigos del Infierno.

En el mencionado semanario italiano, el padre Manelli mencionó que el Padre Pio dijo que los cristianos que creen poder comunicarse directamente con Dios irán también al Infierno.

Lutero creyó que podía hablar directamente con Dios. Padre Pío dice que por ello Lutero está en el Infierno.

El Padre Stefano Manelli en su columna semanal Il Pensiero di Padre Pio, Pianeta Padre Pio, escribió que Padre Pio criticó a aquellos cristianos que creen pueden hablar directamente con Dios y recibir de Él instrucciones y no someterse a la autoridad de la Iglesia Católica.

Ese también es un camino peligroso, escribe el padre Manelli, para los cristianos que creen que hay comunión con Dios sin su Vicario y la Iglesia Católica. Ellos están equivocados y en una ilusion, como se sabe, él escribe, FUERA DE LA IGLESIA CATÓLICA NO HAY SALVACIÓN.

Sobre este punto, Padre Pio, con simples palabras, las cuales fueron terribles, dijo que aquellos que creen poder comunicarse directamente con Dios, están en camino al Infierno.

El final de Lutero fue horrible y angustioso, escribe, pero será también el mismo para todos los que creen en él. Se arriesgan a ir al Infierno como Lutero, por no escuchar las enseñanzas de la Iglesia Católica.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *